sábado, 2 de julio de 2011

Los electrodomésticos se conectan en paralelo


Los electrodomésticos se conectan en paralelo

Un circuito eléctrico es un arreglo entre diferentes dispositivos eléctrico (resistencia, condensadores, bobinas, entre otros) conectados entre sí mediante cables con el propósito de oponer oposición (resistencia) al paso de la corriente eléctrica, almacenar y liberar energía eléctrica (condensador)  y oponerse al cambio temporal de la corriente (inductancia). Muchos electrodomésticos que funcionan bajo la acción de estas propiedades se conectan a la red de alumbrado eléctrico.

            El voltaje de la red de alumbrado eléctrico es alterno, es decir, aumenta, disminuye y cambia de sentido periódicamente 60 veces cada segundo: su frecuencia es de 60 Hz. A manera de comparación, la corriente suministrada por una pila eléctrica de 1,5 V, por ejemplo, es continua y constante en el tiempo; no cambia de valor ni de sentido cuando circula por un circuito donde se haya conectado. Así que, nuestro circuito de la red eléctrica trabajará con un voltaje y una corriente alterna, cuyo valor promedio es de 120 V y una corriente promedio que dependerá del valor de la resistencia eléctrica por donde esté pasando. La potencia eléctrica P consumida por los aparatos se mide en promedio mediante la siguiente expresión: P = I V, donde I es la intensidad de la corriente (Amper) y V es el voltaje (Volt).

            Cualquier bombillo para conectar a la red de alumbrado eléctrico funciona con un voltaje de 120 V y una potencia, energía liberada por unidad de tiempo, que depende de qué tanta luz se quiera producir. Por esto, los bombillos pueden ser de 15 W, 40 W, 60, 75 W, 100 W, entre otros. Por lo tanto, el de 100 W brilla más que uno de 40 W, por ejemplo.  Los fabricantes de bombillos los diseñan de modo que brillen al máximo para el número que lo caracteriza (la potencia), siempre y cuando se conecten a 120 V de corriente alterna; por consiguiente, si se conecta a un voltaje menor brillará menos; y si se conecta a uno mayor, pues simplemente se quema.

           
El circuito eléctrico doméstico de una casa o apartamento esta diseñado de modo que los bombillos y electrodomésticos se conectan en paralelo (figura II.1). Este cableado sale por pares desde el tablero y se reparte por toda la casa. De esta manera se garantiza la conexión simultánea de varios bombillos y aparatos en los mismos cables sin disminuir el voltaje de entrada en uno de ellos.  Sin embargo, se diseñan para soportar una determinada potencia máxima, al conectar uno o varios aparatos. Si se conectan varios electrodomésticos encendidos al mismo tiempo y se excede este valor límite, se corre el riesgo de sobrecargar el circuito y producir un cortocircuito. Los aparatos se protegen con fusibles y conexiones a tierra. En la figura II.2 se hace una advertencia sobre un error común al conectar un aparato.





3 comentarios:

  1. excelente ilustración y contenido interesante obix

    ResponderEliminar
  2. buena info, sin embargo no encontré lo que quería exactamente

    ResponderEliminar